Visitamos Petra Mora

con No hay comentarios

Sabéis que en los (pocos) talleres que llevamos organizados hemos tenido siempre como patrocinador a la empresa de alimentación Petra Mora con sus magníficos productos. Si no los conocéis, ya estáis tardando.

Petra Mora nace con las carnes criadas en una finca, la Dehesa de La Guadaña, cuya oferta enseguida comienza a crecer con muchos más productos seleccionados de lo que podemos llamar de ultramarinos; los viejos del lugar sabréis de qué hablamos.

¿Os acordáis del ultramarinos o colmado de vuestro pueblo/barrio? Ese lugar donde podías encontrar desde todo tipo de legumbres a bacalao salado, pasando por dulces, conservas y todo lo que necesitáramos para nuestra despensa. Qué tiempos. Pues así es la oferta de Petra Mora, como un ultramarinos moderno y en Internet.

pm-panoramica-terneras

El día 8 de mayo visitamos (Carmen y Miriam, por si no os acordáis de nosotras) la explotación ganadera que es el origen de la marca Petra Mora, en Granja de Moreruela, Zamora. Dadles a las flechitas del carrusel al principio del artículo para ver todo lo que vimos nosotras.

Pasamos primero por su almacén y centro logístico en Benavente, unas modernas instalaciones donde se sigue al detalle la trayectoría de todos los productos, desde el productor al cliente final.

La finca donde crían las terneras de raza parda de montaña en libertad, las joyas de la corona de Petra Mora, la Dehesa de La Guadaña, una colección de dehesas y prados junto al río Esla y las ruinas de un monasterio aledaño, es para perderse y no volver a la civilización. ¿Nos imagináis triscando por el monte, asilvestradas?

 

La explotación ganadera apabulla por su perfecto estado de revista y por el enclave tan fantástico. Tuvimos ocasión de ver las terneras y las ovejas en sus casitas, así como la casa principal donde recala el personal de Petra Mora cuando tiene algún asunto que atender allí. Ah, y también cómo ordeñaban a las ovejitas, como veis en el vídeo anterior (torpemente en vertical).

Comimos en la casa principal unos estupendos productos de la marca: espárragos blancos frescos, burrata, una tabla de queso leoneses y un lechazo preparado en la cocina de la casona para nosotras por David, el cocinero de la marca.

Y para colmo nos volvimos ambas a casa con un queso de pata de mulo, una grandiosa hogaza de 2 kg de pan de Manganeses y una botellita de jerez… ¡Menudos ágapes nos hemos dado ya! Gracias por una jornada tan estupenda y fructífera, Justino, David y Alberto.


Guardar

Guardar

Siguiendo Miriam:

Cocinera compulsiva. Me dedico a la creación de contenidos digitales culinarios, fotos y textos, después de haber sido química y traductora de inglés. Por mi blog El invitado de invierno me conoceréis.

Últimas publicaciones de

Dejar un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies solo para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando las galletuelas, así como nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies